16.6 C
Lima
lunes, mayo 27, 2024

Obra se proyectó en S/25 millones; pero termino costando S/60 millones

Inundación en el ‘Sanjo’: La fea historia que no sabías, se esconde detrás de la construcción del emblemático.

- Advertisement -

El 11 de junio del 2010, el entonces presidente del Consejo de ministros, Javier Velásquez Quesquén (PAP), y representantes del Consorcio Sade Pivasa (COSAPI), suscribieron un contrato para la ejecución de la obra “Rehabilitación, modernización y equipamiento del Colegio Nacional San José de Chiclayo”

Dos años después, se destapó el escándalo. La obra que se proyectó por 25 millones de soles; se aprobó con un presupuesto de 45; termino costando 60 millones y probablemente algo más, tras un misterioso arbitraje, que mañosamente, alguien mando a esconder.

El 6 de julio del 2012, la Comisión investigadora presento su informe final, en el que no se incluyó, al colegio San José

En setiembre del 2011, el Congreso de la República aprobó la creación de la Comisión Investigadora Multipartidaria, encargada de investigar la gestión del expresidente Alan García Perez, durante su período gubernamental 2006 – 2011. Esta comisión, además de investigar los vínculos con Odebrecht; escarbo el Programa Nacional de Recuperación de los colegios emblemáticos y centenarios del país.

Lo extraño y sospechoso, es que, la comisión, no incluyó en su investigación, la construcción de la nueva infraestructura del Colegio San José.

Sanjosefinos observan una gigantografía con el diseño de la maqueta de la futura construcción

Ciclón Yacu

En el 2023, a diferencia del Fenómeno El Niño costero del 2017; las torrenciales lluvias que se precipitaron sobre la costa norte -por influencia del Ciclón Yaku- dejaron cientos de damnificados, además de graves daños en viviendas e infraestructura, vial, educativa y hospitalaria, en varios distritos de la región Lambayeque.

Uno de esos colegios golpeados por el fenómeno tropical, fue el Centenario y Emblemático Colegio Nacional San José de Chiclayo.

El jueves 16 de marzo del 2023, en un escueto comunicado publicado en la página oficial de Facebook de la Institución Educativa, Marco Alexis Barreo Arellano, director del plantel, dio a conocer a la comunidad sanjosefina, que “…debido a las intensas lluvias, nuestra IE ha sufrido una gran inundación, en algunos de sus pabellones y áreas deportivas. Después de haber realizado el mantenimiento correspondiente estaremos retomando las clases presenciales, a partir del lunes 3 de abril del 2023”

Escueto comunicado del director del Colegio San José. Como se aprecia minimiza la afectación que sufre la infraestructura del moderno local

El 1 de abril del 2023, FRANCIS LIZA VERA, periodista cultural -editor de Libro de Oro del Colegio San José- compartió en grupos de WhatsApp, un video; que muestra la real situación del Coloso del norte; pero, sobre todo, el peligro que representa, el debilitamiento del terreno y de la infraestructura, causada por la inundación de las intensas lluvias, que cayeron en suelo lambayecano, desde el 11 de marzo de este año.

Los comentarios no se hicieron esperar. Todos coincidieron en señalar, que el ‘Sanjo’ no cuenta con drenaje pluvial. No se equivocaron, es verdad, los proyectistas de esa “moderna” infraestructura, no incluyeron en sus planos, el sistema de drenaje pluvial.

¿Por qué no se incluyó el drenaje pluvial en el proyecto, si el MINEDU ha establecido en las exigencias técnicas para la construcción de colegios, que, desde Chimbote hasta Tumbes, es considerada como costa lluviosa?

Negocio emblemático Aprista

El 07 de enero de 2009, el entonces ministro de educación José Antonio Chang Escobedo, llego sudoroso a palacio de gobierno, para presentar ante el Concejo de ministros, en ese momento presidido por el lambayecano Yehude Simon Munaro, el “Programa Nacional de Recuperación de las Instituciones Públicas Educativas Emblemáticas y Centenarias”. Los ministros aprobaron el proyecto “sin chistar”  

Tres días después, en el Diario Oficial El Peruano, se publicó el Decreto de Urgencia 004-2009, con las rúbricas del entonces presidente de la República, Alan Gabriel García Pérez, el presidente del Consejo de ministros Yehude Simon; del ministro de Educación José Antonio Chang Escobedo, y el entonces ministro de Energía y Minas, en su calidad de encargado del Sector Economía y Finanzas, Pedro Sánchez Gamarra.

Cuestionado Decreto de Urgencia que permitió promovió la corrupción aprista

Cuando la norma fue publicada, el colegio Nacional San José de Chiclayo, no estaba incluido en la relación de I.E. declaradas emblemáticas o centenarias.  La razón, el terreno de 24 Has., estaba inscrito en SUNARP, como propiedad del colegio Nacional San José; producto de una donación que, en 1934, hiciera la benefactora chiclayana Victoria Silva Viuda de Dállorso

“Premier Sipán”

A finales del 2009, en medio de cubileteos, tras la renuncia del ministro Yehude Simon, por los sucesos acontecidos en la Curva del diablo, Javier Velásquez Quesquén bautizado posteriormente como “Sipán” juramento, como presidente del concejo de ministros.

En Chiclayo, a propósito del Decreto de Urgencia 004-2009, y la no inclusión del San José, en el Programa de Colegios emblemáticos; docentes, administrativos, alumnos, exalumnos y padres de familia, se fragmentaron en tres grupos.

En primer lugar, los que estaban a favor de la demolición del plantel, para dar paso a una moderna infraestructura. En segundo término, el grupo de los que estaban de acuerdo con una nueva construcción pero que se conserve parte de la antigua; y por último, los que se oponían a la demolición del viejo plantel.

El último grupo estaba conformado por “karwaisinos y Arriolinos” quienes pugnaban por que, al plantel, solo se le de mantenimiento.

Juramentación de Javier Velasquez Quesquen como presdidente del Consejo de Ministros

¿Benefactor o interesado?

Mientras eso sucedía en Chiclayo, de manera silenciosa en Lima, el Ministerio de Educación, con impulso del “premier Sipán” procedió a iniciar el saneamiento físico y legal de los terrenos sanjosefinos, para inscribirlo en el marquesí de bienes del MINEDU, que era un requisito indispensable para que el Estado pueda invertir.

Al revelarse este hecho, la comunidad sanjosefina  desplego acciones ante la SUNARP. Se interpuso una medida cautelar que fue aceptada y con ello se suspendió la inscripción.

Entonces, el “benefactor” (o interesado), de la movida para que se inserte en la lista de “colegios emblemáticos” fue Javier Velásquez Quesquén, quien antes que demuelan el colegio, llego a Chiclayo para anunciar que “en menos de seis meses, el centenario plantel contará con una moderna infraestructura, gracias a la aprobación de una partida económica de 45 millones de soles”

Contrato millonario  

El 11 de junio del 2010, Velásquez Quesquén y representantes de COSAPI, firmaron el contrato, para la ejecución de la obra “Rehabilitación, modernización y equipamiento del Colegio Nacional San José de Chiclayo” El negocio estaba cerrado, al mes siguiente COSAPI inicio los trabajos de demolición.

En realidad, en la ejecución de obra no se gastó 45 millones conforme lo anuncio Velásquez. Termino en 60 millones. COSAPI exigió el pago de 15 millones de soles más “para culminar la segunda etapa de la obra”   

A estas alturas surgen las siguientes preguntas: ¿Cómo logro COSAPI la buena pro de la obra y en poco tiempo, elaborar el expediente técnico, del Colegio San José?  Y ¿Cuál era el verdadero interés de Velásquez Quesquén, en incluir al Colegio San José en la lista de emblemáticos?,

Hasta ahora, COSPI consigna en su plataforma el negocio que logro en el gobierno aprista.

“Hecho por sanjosefinos”

Aquí empezó el lio. Fue el exalumno sanjosefino, ingeniero Daniel Romero Sipión (promoción 82), quien, por encargo del MINEDU elaboró el expediente técnico para la reconstrucción del Colegio San José.  El proyecto de Romero contemplaba la conservación del estilo arquitectónico del plantel, por un costo de estimado en 22 millones de soles.

Romero Sipión recibió el aporte de otros colegas suyos, exalumnos, que también apostaban porque la arquitectura original del colegio se mantenga “con toques de modernidad”

La supervisión del expediente técnico, en ese entonces, estaba a cargo de la Oficina de Infraestructura del Ministerio de Educación (OINFE).

En el tiempo establecido Romero Sipión presentó el proyecto, por un monto de 25 millones de soles; sin embargo, el 12 de abril del 2010, el MINEDU le comunico que su contrato, había sido anulado, porque supuestamente, se detectó documentación fraudulenta; lo que no fue comprobado, en las instancias correspondientes.

La verdad de la milanesa

En medio de esta situación, trascendió, que COSAPI, se acercó a Romero Sipión para adquirir los derechos del expediente técnico elaborado por el exalumno sanjosefino, por un monto económico que se desconoce.   

Con el expediente en mano, que en su oportunidad fue aprobado por el MINEDU, COSAPI inicio los trabajos de demolición, pero con el rechazo de la comunidad sanjosefina, porque se descubrió, que el anteproyecto inicial, había sufrido escandalosas modificaciones como, la alteración de la ubicación del estadio, reducción de las áreas verdes, cambio en las dimensiones de la piscina, entre otras propuestas, contrarias a los intereses sanjosefinos.

El día de la demolición, muchos exalumnos sanjosefinos lloraron.

Aquí es en donde se descubre la verdadera intención de Velásquez, que no fue precisamente beneficiar al colegio San José. El verdadero motivo -como se comentaba en aquella época- había sido favorecer al Instituto República Federal de Alemania, porque la modificación hecha por COSAPI al estudio técnico inicial pretendía ahora, ejecutar la obra en solo 10 has., del terreno total, dejando 6 has., libres, justo, las que se ubican al lado oeste del plantel, colindante con el Instituto.

El tiempo corroboró que efectivamente, las intenciones de los apristas, Javier Velasquez, el entonces exdirector del colegio San Jose, Julio Mantilla y la directora del INSTE RFA, Edita Moreno, ligada sentimentalmente al excongresista, apuntaban a un solo interés: Mutilar la propiedad sanjosefina, como ahora con descaro la exhiben.

Investigación con truco

En septiembre del 2011, el congreso de la república propuso la creación de la Comisión Investigadora Multipartidaria, encargada de investigar la gestión del expresidente Alan García Perez, durante su período gubernamental 2006 – 2011. Además de rastrear los supuestos vínculos con Odebrecht; la comisión escarbo también, el Programa Nacional de Recuperación de los colegios emblemáticos y centenarios del país. Colegios Emblemáticos.

Lo extraño y sospechoso, es que, la comisión, no incluyó en su investigación, la construcción de la nueva infraestructura del Colegio San José.

En el siguiente portafolio puede acceder al informe de la Comisión Investigadora Multipartidaria, Caso: Colegios emblemáticos. Las conclusiones son como el terrible ciclón Yacu.

Informe colegios emblemáticos by Jorge Alberto Moncada Mino

Después de conocer la verdad, sobre la construcción del emblemático, cabe una última pregunta: ¿Acaso COSAPI, anuló la partida “drenaje pluvial” del estudio técnico inicial, o nunca se proyectó?  

- Advertisement -
- Advertisement -

Más artículos

- Advertisement -

Últimos artículos